Fusagasugá


Fusagasugá, información de interés

Población: 88820 habitantes
Fusagasugá es uno de los 116 municipios del Departamento de Cundinamarca en el centro geográfico de Colombia, se encuentra a 1728 metros sobre el nivel del mar y a una distancia de 64 km de la capital del país, Bogotá, cuenta con 102.426 habitantes y una temperatura promedio de 19 grados centígrados.

La Ciudad de Fusagasuá se encuentra ubicada al sur occidente del departamento de Cundinamarca, es la capital de la Provincia del Sumapaz que esta conformada por 10 municipios: Silvania, Tibacuy, Pasca, Arbalaez, Pandi, San Bernardo, Venecia, Cabrera, Granada y Fusagasugá. Fusagasuga se ubica entre los 4º 21' 00\" latitud norte y los 74º 24' 00\" de longitud occidental (Latitud: 004º 20' 38\" N / Longitud: 074º 22' 04\" O), y dista de Bogotá 64 km. A la Ciudad se puede acceder desde la capital por dos importantes vías: La Panamericana y la Vía por San Miguel.

Saliendo de Bogotá, atravesamos la Sabana suroriental y llegamos a Soacha continuando por esta vía y adelante del castillo se encuentra la derivación, derecho por la vía Panamericana y a la izquierda la vía por San Miguel.

Los Sutagaos fueron los pobladores indígenas de la zona donde hoy se ubica Fusagasugá. Esta comunidad no posee un estudio propio en razón a la precariedad de los indicios arqueológicos, sin embargo, es posible afirmar que pertenecían a la familia lingüística de los Chibchas y se ubicaban en la frontera muisca, sirviendo como vínculo para entablar relaciones políticas y comerciales entre los Panches, Pijaos y Muiscas.

Su dominación era fundamental, debido a que podrían crear fisuras del orden territorial establecido por los Muiscas, por eso entre 1470 y 1490 (aproximadamente) el cacique de Bogotá emprendió una campaña de dominación contra los Sutagaos, la que tuvo cierto éxito, ya que nuestros indígenas comenzaron a practicar relaciones más amables con el poder central Muisca, pero ello no implicó la sumisión completa.

La mayoría de la literatura sobre la historia de Fusagasugá indica la existencia de una aldea en el lugar donde hoy se encuentra la ciudad, pero es posible afirmar luego de una lectura de cronistas y documentos que el sitio en cuestión era sencillamente un cruce de caminos donde se realizaba el intercambio en ciertas épocas del año. Mientras tanto, los Sutagaos se ubicaban de forma dispersa por gran parte de la región del Sumapaz, debido a que el comercio no sólo era un medio para sostenerse, sino una forma de vida.

La llegada de los españoles a la región se hizo dentro de un proceso de poblamiento iniciado desde Santa Marta por Pedro de Lugo, donde Gonzalo Jiménez de Quesada era simplemente un expedicionario sin la capacidad de fundar. Salió este último en 1538 con la misión de informar a Lugo sobre tierra firme, pero luego de varios meses de penurias y donde los Muiscas les arrojaron al valle de las tristezas (Neiva) se estableció en el altiplano. Meses después llegaron Federman y Belalcazar y el 27 de abril de 1539 se fundó definitivamente Bogotá.

La conquista necesitaba autofinanciarse, es por eso que poco después se continuó con las expediciones y se salió hacia Tocaima e Ibaque y de allí hacia el sur y occidente del país, quedándose en Bogotá 180 conquistadores aproximadamente, los cuales comenzaron a circular por todo el altiplano y sus estribaciones (esto se realizó entre los cinco primeros años, luego de fundada Bogotá). Durante este proceso se produce el primer acercamiento a la dominación de los Sutagaos, nombrando encomendero para los indios y procurando fundar una ciudad: Altagracia de Suma - Paz.

Ello obedecía a un intento por tener un punto de avanzada militar y no permitir los ataques de Panches y Pijaos. Pero estas intenciones no tuvieron éxito, no sólo porque no se pudo fundar la ciudad en cuestión, sino que muchos indios se escaparon haciendo imposible meterlos en un espacio urbano nunca antes conocido por ellos. En este marco y durante cerca de cincuenta años se procuró continuar con estas ideas, y solamente se logró establecer el pueblo de indios en 1592 (entre 5 y 13 de febrero).

Los habitantes de Fusagasugá durante el siglo XVII y la mitad del XVIII, transcurrieron su vida entre el olvido y la miseria, siendo explotados en favor de pagar el tributo establecido por los españoles. El trabajo en las zonas designadas para la agricultura y la ganadería era lo habitual, esperando uno que otro día de fiesta para realizar procesiones dentro del poblado y a algunos sitios cercanos, no sólo para continuar adorando al Dios cristiano, sino de paso recordar los ancestros; además, eran los días precisos para emborracharse con chica y guarapo.

En tanto, Fusagasugá se convirtió en una zona de lo ilegal, debido a que la presencia del Estado y la Iglesia era mínima, motivado a su vez por la pobreza del territorio. Esta situación permitía el albergue de forajidos, favoreciendo la mezcla de indios y blancos, hecho que condujo a la proliferación de mestizos. A esto se sumaba, la provisión desde estas tierras de aguardiente a Santa Fe, puesto que se cultivaba caña o se extraía miel.

Durante el siglo XVIII se produjo un aumento de la población, en razón a las mejoras climáticas y la resistencia (construida) de los cuerpos. Pero en Fusagasugá la población creciente no fue la indígena, sino la mestiza, que continuaba ubicándose, en su mayoría, en la zona rural. En razón al descenso de la población nativa y las complicaciones sociales y políticas de los blancos para vivir en policía, se produjo en 1772 la solicitud de trasladar a los indios y formar pueblo de blancos. Pero la resistencia de los indios en voz del cura doctrinero no se hicieron esperar.

La fortaleza indígena no fue suficiente para hacerle frente a las disposiciones de la nueva casa de monarcas que dominaban el reino español (Borbones), y que tenía entre sus principios agilizar la administración pública y a su vez controlar la tributación, para lo cual se congregó en un mayor número a los indios, dejando sitios despoblados y sobrepoblando otros. Este proceso fue realizado por Francisco Moreno y Escandón, quien llegó a Fusagasugá el 29 de diciembre de 1775, donde observó las condiciones de blancos e indios e hizo que se hicieran informes y padrones de los habitantes de la zona y entre las observaciones más importantes se certificó la ruralización de los blancos.

El proceso llevado a cabo por Moreno y Escandón tendría como conclusiones: el traslado de todos los indios de la zona (Fusagasugá, Tibacuy, Pandi) a Pasca, y se les presenta a los blancos la opción de hacer parroquia o villa, en el antiguo pueblo de indios de Fusagasugá. Para lo último se designó a Ignacio Pérez de la Cadena (vecino y hermano del corregidor de Fusagasugá Pedro Pérez de la Cadena), pero la medida no fue bien recibida entre los indios, quienes se negaron, inicialmente, y establecieron su voz de protesta por medio de memoriales y con el apoyo del cura Francisco de Escobar, pero el alegato de estas dos partes fue nulo ante las disposiciones de la autoridad española. Finalmente se produjo el traslado, pero no todos los indios lo cumplieron, puesto que en el caso de los indios de Tibacuy solamente dos se quedaron en Pasca.

Luego del traslado de los indios para la conformación del pueblo de blancos se elaboró un acta de trazado el 7 de mayo de 1776, en la cual se practicó las medidas a la plaza y siguiendo la orden de Moreno y Escandón para fraccionar las manzanas en cuadrados de 25 varas, dándoseles distintos precios a los solares de acuerdo a su cercanía a la plaza. La erección como parroquia ocurrió en 1785 y el 26 de noviembre de ese mismo año se consagró como imagen protectora a Nuestra Señora de Belén.

El cultivo de quina motivó la adquisición de tierras en la región, primariamente por parte de algunos de los personajes que luego se incluirían en el proceso independentista y posteriormente ciertos comerciantes compraron terrenos baldíos a muy bajo costo en un hecho de riesgo inversionista y que tenía como esperanza sacar provecho de la mejoría en la comercialización quinera, hecho que nunca se produjo. En cambio, se sucedió la apropiación de terrenos ante la inexactitud de las escrituras con las que se entregaron las propiedades, lo cual sentó los procedentes para el latifundio cafetero y por extensión el de los conflictos agrarios en la región del Sumapaz. Hacia 1870 ya existía una estructura latifundista y los propietarios son comerciantes bogotanos, en su gran mayoría.

Durante la centuria en cuestión las guerras eran una constante y la ubicación intermedia de Fusagasugá servía como refugio de los ejércitos (liberales o conservadoras dependiendo de la guerra), a pesar de que esta zona fue principalmente liberal. Ejemplo de esta situación fue la batalla sucedida en terrenos de la Hacienda de Novillero el 9 de febrero de 1876.

El arribo de todas esas personas que buscaban beneficio económico o espiritual en Fusagasugá produjo que la fisonomía de la urbe cambiará lentamente, luego de un período colonial sin mayores avances en este tema (aun cuando su casco urbano sea el más significativo de toda la región). Esta pequeña aldea comenzó a diferenciarse notablemente de las otras poblaciones de la región, no sólo en sus características demográficas sino en la construcción de un poder que tendrá como resultado el dominio de un territorio más amplio, lo cual, tiene a su vez, implicaciones en lo económico, puesto que este era el núcleo urbano que más artesanado poseía a mediados del siglo XIX.

¿Pero en qué cosas cambia ? Principalmente en la construcción de nuevas viviendas, las cuales, aunque son pequeñas casas de tapia y techadas con paja, proporcionan otro paisaje y un mayor uso del suelo urbano, ello crecerá durante todo el siglo XIX y aunque se incrementará principalmente con la llegada del café, es durante todo este siglo cuando se van sentado las bases de un complejo modo de vida.

Fusagasugá sufrió entre 1880 y 1970 los cambios sociales, políticos y económicos más importantes de su historia, los cuales se vieron reflejados, principalmente, en su perímetro urbano, puesto que es él quien concentra y guarda las experiencias vividas por los habitantes del territorio. Dentro de este período existieron dos momentos fundamentales en el desarrollo urbano de la ciudad, los cuales están estrechamente vinculados entre si.

Entre 1880 y 1940, la región y la ciudad se introdujeron en la economía exportadora gracias a la expansión en la producción, procesamiento y comercialización del café, situación que fue concentrada por Fusagasugá, debido a que era la ciudad de mayor desarrollo urbano en la zona, lo cual tenía su razón en la condición como cruce de caminos que adquirió desde antes de la llegada española, permitiéndole que fuera lugar obligado para los viajeros y comerciantes que deseaban tomar esta ruta, bien sea hacia Bogotá o el río Magdalena y el sur del país.

La influencia del territorio sobre la ciudad estuvo ejemplificado con la concentración de los poderes políticos y sociales: primero con la ubicación de la cabecera vicarial en Fusagasugá, durante 1885, y posteriormente con la recepción bajo su jurisdicción de un territorio con la creación de la provincia, en 1895, pero este espacio, que es políticamente construido, sólo es una parte de la región del Sumapaz (si por región se entiende un espacio socialmente construido).

Los hacendados y comerciantes se convirtieron en los administradores municipales, desde donde influenciaron el accionar del Municipio con sus ideas. El área urbana se vio, entonces, favorecida, inicialmente, en el uso que sus habitantes le daban al suelo, puesto que la importancia que adquirió el camino entre Bogotá y Girardot favoreció la ubicación de establecimientos comerciales a lo largo de este camino en su paso por la ciudad, de esta forma el espacio urbano era compartido entre el lugar donde residían los fusagasugueños, los locales para el comercio y los sitios de provecho publico. Por otro lado, es durante esta primera etapa cuando se produce el rompimiento de la estructura urbana, la instalación de servicios públicos y la construcción de equipamientos.

En la segunda etapa - 1940-1970 - las mejoras materiales esbozadas con anterioridad se consolidaron o en otros casos tomaron alternativas distintas a las del primer momento. De este modo el uso del suelo comenzó a diversificarse, principalmente desde el inicio de la construcción de la carretera Panamericana, a fines de los años 50, la cual no atravesaba el perímetro urbano, generando que la ciudad necesitara volver a conectarse con ese legado prehispánico (el paso del camino).

Debido a esto, se inició la construcción de la Avenida de Las Palmas (1965) y se buscó fortalecer la urbanización del sur, puesto que de esta forma se podía volver a conectar la vía Bogotá - Girardot; pero mientras esto se llevaba a cabo, en las actividades urbanas el sector de los servicios creció notablemente, hasta el punto de ocupar en 1970 el 37.9 % de los establecimientos existentes en la urbe, diversificando considerablemente su economía.

Durante este momento los administradores municipales se hicieron más técnicos, pero ya no pertenecían a la elite cafetera que había contribuido con sus ideas en el inicio de los cambios más importantes en la historia de Fusagasugá, en esta segunda etapa la región no tenía una participación notable en la producto interno bruto del país, puesto que la producción mayoritaria de café se había trasladado a la cordillera central y las haciendas cafeteras del Sumapaz se empezaron a fraccionar desde los años 30 y para el decenio de los 50 el minifundio era lo común en la tenencia de la tierra.

Esto también permitió que la presión que ejercía el latifundio sobre la estructura urbana disminuyera y facilitara la extensión de la ciudad, puesto que la pequeña propiedad se incorporaba fácilmente al proceso de urbanización, haciéndolo inicialmente con el loteo y posteriormente, los propios habitantes efectuarían la edificación, puesto que en la ciudad no existió una urbanización dirigida.

El siglo XX, además de las transformaciones señaladas, fue un período bastante nutrido en conflictos sociales, los cuales estuvieron fundamentados inicialmente en la tenencia de la tierra, posteriormente fortalecidos por la contienda partidista y la violencia endémica. Durante el siglo XIX el Estado vendió y otorgó tierras baldías sin prever que muchas de ellas ya tenían dueños de hecho, se trataba de mestizos, indios y blancos pobres que el poder colonial no había controlado (los que tenían sus raíces en esta zona, pero también existían muchos colonos originarios de otras regiones).

Las grandes extensiones de las que se apoderaron los inversionistas bogotanos, con la venia del gobierno nacional, implicó que muchos de esos colonos o antiguos propietarios se convirtieran en arrendatarios de los nuevos latifundistas. Además, durante fines del siglo XIX e inicios del XX arribó a la región muchos migrantes buscando trabajo, los cuales fueron acogidos en las grandes haciendas (dedicadas a la explotación cafetera) en términos laborales bastante desventajosos.

Estas ambigüedades en la propiedad de la tierra produjo muchos procesos judiciales, los que fueron en su gran mayoría manipulados por los hacendados, provocando un descontento común entre los trabajadores agrarios. Estos últimos tuvieron desde fines de los años veinte un importante apoyo en el abogado Jorge Eliecer Gaitán, quien aprovechando las circunstancias organizó su primer grupo político de cierta trascendencia denominado UNIRISMO. Pero de las practicas en los juzgados se pasó a la violencia, ocurriendo inicialmente varios asaltos a las haciendas, pero con el paso del tiempo y las políticas fracasadas del gobierno en materia de reforma agraria, esos escasos grupos fueron constituyéndose en guerrillas de mayor presencia militar y espacial.

Estos grupos insurgentes fueron durante los años cincuenta alimentados por la contienda partidista y en la década de los sesenta por las ideas de origen comunista. A partir de allí y con el fortalecimiento de los grupos guerrilleros en el país el conflicto adquirido características de espiral, donde el fin no se ve y las formas endémicas de violencia priman en el accionar de las agrupaciones armadas.

Datos de interés turístico de Fusagasugá

 
/ HOMENAJE A LUCHO HERRERA - ¿Quieres añadir otra imagen de Fusagasugá (Colombia)?

Más fotografías de Fusagasugá

Caras de Fusagasugá

 
/ William V. - ¿Eres de Fusagasugá (Colombia) y te gustaría aparecer en esta página?

Vídeos de Fusagasugá

Ningún vídeo de Fusagasugá disponible

/ ¿Quieres subir un vídeo de Fusagasugá (Colombia)?

Situación geográfica de Fusagasugá

Ver mapa de Fusagasugá

Comentarios de Fusagasugá

MI NOMBRE ES MERCEDES PINEDA Y SOY DE FUSAGASUGA, ESTOY EN BUSCA DE MIS HERMANOS PEDRO PINEDA CUALQUIER INFORMACION CONTACTAR AL SIGUIENTE CORREO PINEDAJFMINVERSIONES@HOTMAIL.COM GRACIAS
Anónimo 69752 [Venezuela ]
Siendo fusagasugá barrio caliente de Bogotá debiera tener guias turísticos, fuentes gratuitas de agua potable, baños públicos, presentaciones artísticas al menos todos los Sábados desde las 6 pm a las 10 pm para atraer más turismo que pernocte Sábado y regrese a Bogotá el domingo en la tarde, bueno esto es una mmuestra de muchas otras ideas que tengo para la bella Musa digo fusa, mi e-mail: frpeva27@hotmail.com
Anónimo 62249 [Colombia ]
hola por favor quisiera saber sobre la historia de la iglesia nuestra señora de belen de fusagasuga, muchas gracias
Anónimo 57840 [Colombia ]
Cordial Saludo
Administrador de la WEB
Agradecería borrara mi nombre que creo es el mío, (por parte del texto y una foto de las mias)
por favor…
William V.
William V [Colombia ]
no esto no sirve no hay nada por ejemplo los alcaldes mas destacados no se encuentra la historia de fusa tampoco deverian derrar esta farsa
kamila [Colombia ]
HOLA A TODOS LOS FUSAGASUGUEÑOS QUERIDOS LES CUENTO YO ME LLAMO LUIS ME FUY A VIVIR AL ESTRANGERO ASE VARIOS AÑOS Y NO SABEN COMO ME ASE FALTA MI TIERRITA DE FUSA ESTRAÑO AMIS AMIGOS ,VIVI EN EL VARRIO OLAYA ,PORCIERTO UN SALUDO HA ,OMERO ,CHIQUI ,ARVEY,JUNIOR,DIEGO EL MONO ,VICTOR ,AMI GRAN AMIGO HUGO GIIL Y SUS PRIMOS ,JEISON Y RAUL QUE ESTA EN LA POLICIA ,ME AN CONTADO QUE MI PUEBLITO AQ CAMBIADO MUCHO NO SABEN CUANTAS GANAS TENGO DE VERME CON TODOS POR AYA Y PEGARNO UNA PARRANDA BIEN VUENA ,TAN BIEN QUIERO SALUDAR ,HA POLO Y SU FAMILIA. CUANTO QUISIERA ESTAR CAMINANDO POR LA SESTA BIENDO A TODAS ESAS NIÑAS DE LOS COLEGIOS QUE SON TAN LINDAS ADEMAS HIR A COMER AREPA AL AREPASO DE NANDO O ALAS AREPAS DE YEPES QUE TANBIEN SON DELICIOSAS NO SABEN COMO ESTRAÑO LA COMIDA Y LAS FIESTAS DE AYA TANBIEN ESTRA{O MUCHICIMO AMI FAMILIA ,UN SALUDO MUY ESPECIAL PARA HEYOS.Y ARATODA MI GENTE DE FUSAGASUAGA.MUY PRONTO ESTARE POR HAYA SE DESPIDE UN FUSAGASUGUEÑO DE CORAZON Y MUY HORGULLOSO DE SER COLOMBIANO , VIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIVVAAAAAAAAAAAAAAAAAA FUSAGASUGA Y SU GENTE
LUIS [Costa Rica ]
bdeberian deecir y hacer mas peguntas y respuestas sobre los sutagaos
Anónimo 18025 [Colombia ]
Muy interesante tu página.

Cecilia Pineda
Cecilia [Colombia ]
Indio "Chicanero" en la intersección de la avenida Tierra Grata con la carretera Panamericana
Anónimo 13369 [Colombia ]
Marlon Yesid, es un cultor de la EGOLATRÍA que se auto pregunta...
Anónimo 13368 [Colombia ]
QUIEN ES MARLON YESID SARMIENTO
MARLON [Colombia ]
super bueno el mapa
Mario E. Páez Micán [Colombia ]


Comparte esta página de Fusagasugá con tus amigos o agrégala a tus favoritos

Comparte esta página de Fusagasugá
Agrega esta página de Fusagasugá a tus favoritos
Más ciudades:

etc…